petroleo3
Spread the love

El desastre humanitario que supuso el huracán Harvey, las inundaciones y todas las consecuencias que ha supuesto han sido un duro golpe para la economía de Estados Unidos y para los principales sectores energéticos del mundo.

Tras la redacción de este texto los efectos secundarios siguen creciendo: el huracán Harvey continúa generando muchos problemas en la costa de Estados Unidos, afectando gravemente al sector energético que está instalado en esa zona y al resto de mundo.

Gasolina y productos refinados

El 29 de agosto, 17 de las 26 refinerías del área de la Costa del Golfo no estaban en funcionamiento, entre ellas se encontraban dos de las más grandes del país. Cerca de 3,8 millones de crudo, son los que se han visto afectados, entre ellas se incluyen las refinerías ExxonMobil y Aramco que procesan 1,2 millones de bdp.

Otras refinerías como la de Marathon Texas City reducirá sus operaciones por falta de crudo. También hay que apuntar que algunas de las petrolíferas han vuelto a funcionar en estos últimos días.

Harvey

Otras de las consecuencias del Huracán Harvey es el aumento de la gasolina en Estados Unidos, en el caso de Ohio llegó a subir el precio entre 15 y 25 centavos por litro. En la zona del Golfo de México se espera que los precios suban entre 20 y 35 centavos, en Virginia aumentarán 35 centavos.

Esta catástrofe natural también ha afectado a los mercados europeos, subiendo exponencialmente el precio del propano y de la naftalina. Hay un número considerable de petroleros que se encargan del transporte del petróleo que tendrán que atracar en puertos europeos para poder repartir el suministro, ya que en los puertos estadounidenses no lo pueden hacer.

Desde Asia también se están enviando una gran cantidad de barriles a la Costa Oeste de Estados Unidos para tratar de paliar las carencias que existen.

Las inundaciones y los daños causados ​​por los huracanes están afectando el comercio mundial de crudo. Al mismo tiempo, las refinerías en México y Sudamérica que dependen de los suministros de los Estados Unidos buscan en otras partes petróleo.

Los petroleros que suelen dirigirse a Houston están siendo reencaminados a Latinoamérica. Los puertos en Houston, Corpus Chirsty y Galveston seguirán cerrados mientras no se calme la marea.

Gran parte del oleoducto por el que circula el suministro de petróleo a Estados Unidos ha quedado fuera de uso por los problemas técnicos que han surgido. El impacto de este desastre es cada vez más grande, ya que la tormenta no cesa y continúa inundando las principales reservas petrolíferas.

Se espera que en los próximos días el precio de la gasolina suba un 30%, el alto precio de la gasolina junto con el bajo precio del crudo, también podría tener efectos macroeconómicos muy negativos que afectan a muchos más activos.

13526

Desde el gobierno de Estados Unidos se optó por desviar gran parte de  la producción a la refinería de Luisiana que sigue en funcionamiento con el objetivo de asegurar unos mínimos necesarios para el funcionamiento del país.

Durante las próximas jornadas es muy importante estar pendientes de cómo evoluciona el huracán Harvey a la hora de hacer inversiones en internet. A medida que el huracán se calme el precio del crudo bajará, muy probablemente llegando a afectar también al valor del dólar.

Manténganse informados de las últimas noticias, ya que les puede resultar de gran utilidad para realizar sus futuras inversiones.

 

¿Te ha gustado este artículo?
Suscríbete a prensamercosur.com.ar y recibe en tu email las noticias que publicamos antes que nadie.